Representantes de la firma cerealera plantearon que ya cuentan con un respaldo de m√°s acreedores que los que impone la Ley de Concursos y Quiebras. ¬ŅEl problema? El juez Lorenzini decidi√≥ apartarse y la causa recaer√° en otro juzgado.


El concurso preventivo de la firma Vicentin es una novela que frecuentemente suma nuevos capítulos que la transforman en una suerte de culebrón.

Cuando todo presagiaba que una salida estaba finalmente encaminada, luego de que la Corte le devolviera al juez Fabián Lorenzini la causa tras la recusación que había impuesto uno de los acreedores, el propio Lorenzini decidió a fines de la semana pasada apartarse y el proceso volverá a empantanarse.
La l√≥gica indica que la C√°mara Federal de Reconquista correr√° el expediente del juzgado N¬į 1, a cargo de Lorenzini, al N¬į 2.

La incertidumbre es qué hará el nuevo magistrado: si mantiene el proceso como venía, ya con el aval suficiente de acreedores para cerrar el concurso; o si profundiza la investigación y vuelve muchas etapas para atrás.

AVALES
Precisamente, todo esto ocurri√≥ justo en el mismo momento en que la empresa present√≥ ante el Juzgado el listado completo de acreedores que aceptaron la propuesta de pago, por lo que el camino estar√≠a allanado para que se cierre el ‚Äúacuerdo preventivo‚ÄĚ.

‚ÄúSe acredita haber logrado entre los acreedores computables un apoyo contundente de los acreedores a la propuesta concursal. En efecto, las exigencias legales -ya de por s√≠ muy exigentes- han sido superadas con creces‚ÄĚ, plante√≥ Guido Javier Ferullo, abogado de la empresa en un escrito que fue presentado ante la Justicia de Reconquista.

En Vicentin entienden que en un concurso de estas dimensiones, el aval de parte de los acreedores ‚Äúexpresa un consenso claro y expl√≠cito de la voluntad de la gran mayor√≠a de los acreedores verificados de aceptar la propuesta concursal y poder acceder al cobro de sus acreencias en el menor lapso de tiempo‚ÄĚ.


‚ÄúAs√≠, 1.017 acreedores han suscripto su conformidad con la propuesta; ellos constituyen el 62,86% de las personas cuando la ley exige una mayor√≠a de m√°s del 50%‚ÄĚ, aseguraron.

Mensurado en términos de capital de créditos computable, la suma de estas 1.017 conformidades asciende a la suma de $66.920.857.373.

Se trata del 72,82 % de capital, cuando la ley exige una mayoría de más del 66,6%.

‚ÄúEntre las conformidades m√°s relevantes se encuentran distintos acreedores granarios, entre ellos los m√°s grandes y muchos m√°s peque√Īos, los bancos internacionales con la Corporaci√≥n Financiera Internacional a la cabeza y los bancos privados nacionales‚ÄĚ, remarcaron desde la compa√Ī√≠a.

vicentin
Vicentin observa en estas adhesiones ‚Äúun apoyo contundente‚ÄĚ. Y aseguran que ‚Äúsolamente un 37% de los acreedores no acompa√Ī√≥ hasta el momento la propuesta concursal, que en su conjunto representan el 27% del capital computable‚ÄĚ.

‚ÄúEso no significa que necesariamente est√©n en contra del Acuerdo‚ÄĚ, indicaron.

¬ŅQUI√ČNES NO ACORDARON A√öN CON LA EMPRESA?
El principal acreedor que posee Vincentin es el Banco Nación. Pero también están el Banco Provincia de Buenos Aires y el BICE.

‚ÄúEn su conjunto representan algo menos de 9% y por el Fideicomiso Financiero de Exportaciones Vicentin N¬ļ VIII que representa algo m√°s del 4%. El fideicomiso no pudo formar decisi√≥n para votar el acuerdo dada la incidencia del BICE en su propio capital‚ÄĚ, remarcaron.


‚ÄúFinalmente, y a todo evento, se deja asentado que en la hip√≥tesis que se incluyeran en el c√≥mputo los cr√©ditos cedidos, con las conformidades obtenidas igualmente se logran las mayor√≠as de personas (62,77%) y de capital (70,76%)‚ÄĚ, cerraron.